Cambiar zapatas de freno V-Brake

Cambiar zapatas de freno V-Brake

30/12/2018 3 Por ritmos

Entre lo que debemos conocer de mecánica básica está el cambiar las zapatas de freno, en este caso V-Brake. Lo primero es el cambio de la zapata en sí y luego el ajuste de las mismas. Sabremos que nuestras zapatas están listas para ser sustituidas cuando haya desaparecido prácticamente el dibujo, estén gastadas de forma irregular o hagan ruido excesivo.

El sistema de frenado V-Brake se compone de:

Componentes del freno V-Brake

1 – Guía del cable 2 – Tope y funda antipolvo 3 – Tornillo prisionero 4 – Resorte 5 – Tornillo lateral de centrado 6 – Zapatas 7 – Levas



Para sustituir las zapatas V-Brake debemos seguir los siguientes pasos:

 

1. Liberar los frenos

Cerramos los frenos sobre la rueda con una mano y liberamos el tope. También soltamos los resortes para trabajar con mayor comodidad. Comprobamos el cable del freno por si hubiera que cambiarlo.

Liberar el tope

Liberar el tope

Soltar el resorte

Soltar el resorte

2. Apretar el tornillo tensor de la maneta de freno

Debemos enroscar del todo el tornillo de la maneta de freno para que las levas estén lo más separadas posible. Este tornillo permite ir luego cerrando las levas, acercando así las zapatas de freno a la llanta, a medida que se van gastando.

Enroscar el tornillo de la maneta de freno

Enroscar el tornillo de la maneta de freno

3. Soltar las zapatas viejas

Con una llave Allen 5 liberamos las zapatas viejas. Prestamos atención al orden que llevan las arandelas que acompañan las zapatas para luego montar las nuevas en el orden correcto.

Soltar las zapatas de freno

Soltar las zapatas de freno

Prestar atención al orden de las arandelas

Prestar atención al orden de las arandelas

4. Colocar las zapatas nuevas

Colocamos las zapatas nuevas, prestando atención a que sigan la curvatura de la llanta. Hay zapatas que marcan la parte que debe ir hacia delante. También hay que procurar que al frenar las zapatas apoyen lo más horizonal y centradas en la llanta; si están demasiado altas pueden romper la cubierta de la rueda, y si están demasiado bajas pierden efectividad en la frenada. Se deben apretar con cierta fuerza para evitar que se giren.

Centrar adecuadamente las zapatas nuevas

Centrar adecuadamente las zapatas nuevas

Zapata con dirección de montaje marcada

Zapata con dirección de montaje marcada

5. Montar el sistema de frenado

Volvemos a poner el resorte en su sitio, colocamos el tope y la funda antipolvo.

 

6. Calibrar el freno

Con el freno ya montado apretamos una cuantas veces la maneta de freno para que el sistema se coloque en su sitio. Ahora debemos calibrar el freno, para lo que jugamos con diferentes elementos. Con el tornillo tensor de la maneta ajustamos la apertura de las zapatas sobre la llanta, acercando las zapatas para que queden cerca de la llanta, pero sin llegar a tocar. Trabajando ahora sobre los tornillos laterales de centrado buscamos que las zapatas estén equidistantes de la llanta (apretando los tornillos las alejamos y liberándolo las acercamos). Hay que jugar con ambos tornillos para evitar que se queden demasiado salidos y los podamos perder en marcha.

Centrar con los tornillos laterales

Centrar con los tornillos laterales

Y con esto ya terminamos de cambiar nuestras zapatas de freno V-Brake. Antes de cada viaje conviene revisar los frenos, y en caso de necesidad ponerlos a punto para evitar sorpresas desagradables. También hay que prestar especial atención en que no caigan lubricantes sobre la llanta o las zapatas, lo que impediría una correcta frenada. Esperamos que os haya sido útil y cualquier truco que utilicéis podéis dejarlo en los comentarios, que nunca está de más aprender cosas nuevas.